Artículos Junio 14, 2019

El mundo está cambiando y los grandes diarios dejan el papel

Un encuentro en Madrid con viejos colegas es un buen motivo para hablar de ausencias, cambios y realidades

Imagen anterior Imagen siguiente
Los diarios de papel en España como en el resto del mundo, han visto reducida sus ventas
Los diarios de papel en España como en el resto del mundo, han visto reducida sus ventas

¡Quién lo diría!

Ya pasaron 42 años de mi primer viaje a Madrid por motivos periodísticos.

Era 1977 y España vivía con felicidad en las calles y tristeza en algunos nostalgiosos, la época del post franquismo.

La cara sonriente de Adolfo Suarez anticipaba su triunfo electoral desde miles de afiches.

En aquel año era secretario de redacción en Clarin y recibí una invitación para aquellas elecciones tan esperadas.

Recuerdo que compartimos el hotel con la gente de Radio Rivadavia y me tocó la habitación con Gómez Fuentes. Una máquina de inventar noticias. Tanto es así que a los 5 minutos de cerrado el escrutinio el comenzó a pasar informaciones. A las 8 de la noche ya Suarez tenía más de 150 mil votos según Gómez Fuentes.

Y esa información salía por Radio Rivadavia, entonces la voz más potente de la radiofonía argentina, y Télam la reproducía a todo el país.

» » »

Desde San Juan, Quito Bustelo llamaba enojadísimo a su enviado Lucho Román:

—¿Qué pasa Lucho? Todos tienen noticias menos nosotros…

—Bustelo, no hay noticias. El escrutinio viene muy lento.

Y tenía razón el pobre Lucho. Los primeros datos se conocieron recién el miércoles. Tres días más tarde. Parecía un cuento de gallegos. Pero era verdad. Era otra España y Otra Argentina.

España estaba muy atrasada. Y quería avanzar muy rápido. Aparecían nuevos diarios, nuevas revistas, los jóvenes descubrían el sexo y devoraban publicaciones como Interviú que les ofrecía chicas desnudas y entrevistas muy jugadas.

Eran los años en que aparecieron Cambio 16 y El País, que llegaría a vender más de 600 mil ejemplares.

» » »


Hoy todo es distinto.

Adolfo Suarez murió tras años de sufrir el Alzheimer. Hoy el inmenso Aeropuerto de Barajas lleva su nombre.

Aquella España que se asomaba con timideces y excesos a la vida democrática es un país netamente europeo y Madrid está recuperando rápidamente su sitial de capital cultural del mundo hispano, lejos ya de Buenos Aires y México que por aquellos años le discutían el liderazgo. Incluso atrae a grandes inversores latinos –muchos de ellos venezolanos, mexicanos, colombianos y algunos argentinos—, que prefieren el refinamiento europeo antes que el Miami de los rascacielos y el prepotente Donald Trump. Y Madrid nada les pregunta sobre el origen de los millones de euros que invierten en departamentos de lujo… Aunque de vez en cuando algún artículo periodístico los señala públicamente…

» » »

Compartí con algunos viejos conocidos un almuerzo en el lujoso Hesperia Madrid del Paseo La Castellana y entre pinchos de tortilla, salmón ahumado y jamón ibérico, me informaron que hacía ya tiempo que había muerto un gran amigo, Rolando Riviere, corresponsal de La Nación con quien compartimos muchas coberturas periodísticas e inolvidables charlas en Roma y en Madrid en años en que los dos cubríamos las mismas noticias en esas capitales.

Para mi Madrid perdió, con la ausencia de Rolando, uno de los atractivos que tenían venir a esta ciudad.

—Oye, que los años pasan. Ya no están los grandes corresponsales, todo viene por la internet—, me comentaba Pepe Arias

—Ahora los periodistas son multiplataforma. Sales por cinco medios al mismo tiempo y ninguno alcanza la repercusión que tenía la prensa en aquellos años.

» » »


Y es cierto.

Ninguno de los 10 principales periódicos españoles vende en quiosco más de 90.000 ejemplares al día.

Y esta cifra no es antojadiza.

Lo certifica la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) con los datos de 2018. La continuada e imparable caída de la prensa escrita en la última década permite a El País mantenerse como diario más vendido en la calle con un promedio de sólo 85.594 ejemplares el año pasado.

Es el único, además, que supera los 60.000 ejemplares. Porque los tres siguientes vendieron de media en quiosco sólo 56.091 periódicos –El Mundo–, 54.950 –La Vanguardia– y 52.161 –Abc–. El resto no llega ni a 50.000 ejemplares diarios.


» » »

Aunque todos bajaron el año pasado en su difusión total con respecto a 2017, con una pérdida conjunta de 91.161 ejemplares, el 11,2%, el que más ha acusado la caída ha sido El País, que casi duplica esa media con un desplome del 21,4%. Le sigue en el retroceso El Periódico, con un recorte en su difusión total del 16,3%. La bajada de los ocho restantes no llega a los dos dígitos, pero aun así es considerable: un 8,9% La Vanguardia y un 7,8% El Mundo, como más destacados. La difusión total incluye la venta en quiosco, las suscripciones, las ventas especiales (por ejemplo, suscripciones colectivas) y las entregas gratuitas.


» » »


Si se pone el punto de mira sólo en la venta en quiosco, la pérdida de los 10 principales periódicos es de 48.755 ejemplares en conjunto, un 10,1%. En este caso la cabecera que más cae es La Vanguardia, con unas ventas medias en 2018 un 16,1% por debajo del año anterior. El Periódico retrocede en quiosco un 12,5% y El País, un 12,4%. El Mundo pierde un 10,8%. Los diez principales periódicos bajaron las ventas en el quiosco: el que sufrió la menor pérdida fue El Diario Vasco, con una bajada del 6,5%.


Esas caídas de venta en la calle, traducidas en ejemplares, suponen que El País dejó de colocar una media de 12.180 periódicos diarios el año pasado, el que más, seguido de El Mundo, con 6.860. El Abc perdió 4.748 ventas en promedio y El Periódico, 4.726.

» » »

Hoy todo pasa por Internet.

El País sigue siendo líder, como que alcanzó 18 941 000 lectores únicos en diciembre de 2017 según datos de Comscore. Está también presente en las redes sociales, con más de 6,7 millones de seguidores en Twitter y más de 4 millones en Facebook.

El diario El País pertenece al mayor grupo mediático de España, el Grupo PRISA, cuyo principal accionista es, a partir de 2010, el grupo estadounidense Liberty Acquisition Holding.

En 2011, el Grupo PRISA —también propietario de la Cadena SER (radio), Cinco Días (prensa económica), Grupo Santillana, Diario As (prensa deportiva), Los 40 Principales, entre otros medios—, registró las mayores pérdidas de su historia, de 451 millones de euros,? una cifra seis veces mayor que la recogida en el año 2010.

» » »

Sí, todo cambia en el mundo periodístico. El otro gran diario surgido en el post franquismo es El Mundo. La empresa editora de El Mundo es Unidad Editorial Información General, S.L.U., que es propiedad de Unidad Editorial, S.A., propietaria también del Grupo Recoletos, las cuales están participadas mayoritariamente por el grupo RCS MediaGroup (Rizzoli), que controla el diario italiano de mayor tirada, el Corriere della Sera, y que marca las directrices generales de acción.

El 8 de marzo de 2010 el Grupo Unidad Editorial, junto con otras empresas editoriales, lanzó el quiosco Orbyt, una plataforma digital de contenidos de pago destinada a todos los productos editoriales de dichas empresas, en la que además de contar con secciones específicas (cuatro para El Mundo), también se puede consultar la hemeroteca de todas las publicaciones, opinar e interactuar con la redacción.

Según publicó el grupo italiano dueño de la corporación, RCS MediaGroup (Rizzoli), Unidad Editorial cerró el ejercicio de 2011 con unas pérdidas de 322 millones de euros, siendo el quinto año consecutivo en números rojos, dejando a Unidad Editorial en una situación de "quiebra técnica".? Esta situación financiera ha mejorado con planes de eficiencia y el impulso del negocio digital, alcanzando en 2017 resultados positivos.

El otro gran diario, La Vanguardia de Barcelona, en la actualidad recibe subvenciones por parte de la Generalidad de Cataluña.

» » »


En enero de 2018 se anunció el cierre de las revistas Interviú y Tiempo, debido a «las importantes pérdidas generadas por ambas publicaciones en los últimos años como consecuencia del vertiginoso descenso en la difusión y en los ingresos de publicidad». También durante ese mismo mes de enero de 2018 se anunció un Expediente de Regulación de Empleo en la plantilla de El Periódico.

En 2019 ha trascendido que se ha avanzado en las conversaciones con los acreedores del grupo Zeta, centradas en la reordenación de la deuda y la mejora de la eficiencia financiera y laboral.

» » »

Sí, el mundo está cambiando. Pero Madrid está cada vez más lindo. Y es primavera. Y no hay verde como el del Parque del Retiro donde en estos días se realiza la Feria del libro. Pero ese es tema para otra nota.

Recomendar a tu amigo:

SOBRE EL AUTOR

Acerca de Juan Carlos Bataller
Juan Carlos Bataller es periodista.
Preside la Fundación Bataller y conduce desde 2.002 el programa televisivo La Ventana que se emite de lunes a viernes en horario central por Telesol.
Además es columnista de El Nuevo Diario, medio que creó en 1.986 y director general de Bataller Contenidos.
Autor de una decena de libros, algunos de ellos premiados nacionalmente, fue secretario de Redacción y corresponsal en Italia y el Vaticano de Diario Clarín de Buenos Aires y redactor de Diario de Cuyo.
Participó, además en varios programas televisivos y radiales en San Juan, donde reside.
Declarado Vecino Ilustre de la Ciudad de San Juan, Juan Carlos ha recibido numerosas distinciones nacionales y provinciales y muchas de sus obras han sido declaradas de interés provincial.
Hincha de River, fanático de San Juan, coleccionista de historias y amante de sobremesas con gente inteligente, Bataller es técnico minero y pasó por las aulas de Ingeniería y Derecho antes de enamorarse de la profesión de periodista, un "metejón" que ya superó las cuatro décadas.

SOBRE EL BLOG

Periodismo y algo más
No hay dudas que el periodista es un historiador del futuro. En las filmaciones, grabaciones y escritos de hoy hurgarán dentro de algunas décadas jóvenes intelectuales apasionados que intentarán explicar la historia de estos años.
Pero atrás de lo que se escribe o dice, hay miles de historias, anécdotas y aspectos de la vida cotidiana que seguramente estarán ausentes de las futuras crónicas por el simple hecho de que nadie las contó.
Unir las opiniones y entrevistas a la historia menuda es lo que se propone este blog “Bataller intimista”, en el que nada humano es ajeno y que queda abierto a todos los que quieran enriquecerlo.