Opinión Diciembre 01, 2017

¿Y ahora qué?

Imagen anterior Imagen siguiente

Pasaron las elecciones.

Elecciones que dieron un importante triunfo a los oficialismos nacional y provincial.

Y es acá cuando hay gente que se plantea un dilema:

-Macri y Uñac no son del mismo partido.

Con el resultado electoral en la mano, el gobierno nacional anunció una serie de cambios.

El presidente Macri se reunió con los gobernadores y si uno se guía por las fotos, hubo caras serias.

Y –seguramente- hubo sonrisas. Por ejemplo, la sonrisa de María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires.

Esto preocupa a algunos sanjuaninos.

Cuando uno –periodista al fin- sale a la calle, las primeras preguntas que recibe es: ¿Y ahora qué? ¿Qué pasará con San Juan?

Traducida, la pregunta sería: Ya no tenemos un presidente “del palo”. ¿Esto es muy malo?

>>>

Analicemos el tema.

San Juan casi siempre estuvo en consonancia con la Nación.

Pasó con los gobiernos peronistas y también con los bloquistas y con Avelín.

¿Eso es garantía de trato preferencial?

>José Luis Gioja le sacó un inmenso provecho a un alineamiento pleno con el gobierno nacional.

>Jorge Escobar logró algunos privilegios importantes en base a su relación con el menemismo.

>Leopoldo Bravo tuvo una excelente relación con Raúl Alfonsín a pesar que “era el hombre del proceso” y Alfonsín encarnaba los ideales de una renaciente democracia.

>Alfredo Avelín, en cambio, no lo aprovechó e incluso terminó enfrentado con la gente de De la Rúa y especialmente con el ministro Cavallo.

>>>

Cuando la afinidad es grande entre quien está al frente en la provincia y el Gobierno Nacional se pueden conseguir cosas importantes.

>Por ejemplo, Bravo sacó la Promoción Industrial y logró el mejor índice de coparticipación para la provincia.

>Escobar, durante el gobierno de Menem, consiguió la promoción agrícola, licitar el dique Caracoles y el Hospital Rawson y se comenzó a hablar del corredor bioceánico.

>Gioja concretó numerosas obras por encima del presupuesto provincial. Rutas, puentes, viviendas, obras emblemáticas (teatro, hospital, diques, parquizaciones, museo, etc.) y avanzó enormemente en las negociaciones con Chile por la ruta cordillerana.

>>>

Digámoslo claramente: siempre es bueno contar con apoyo nacional.

Pero debemos entender algunas cosas: ser del mismo color partidario es importante pero no definitorio.

A veces, estar alineado es estar sometido. Lo importante es no estar enemistado. Y jugar el eterno juego de la seducción. Todo párroco destina más tiempo a convertir ajenos que a insistir con creyentes.

>>>

Ante esta realidad, lo que debe analizarse claramente es cómo va a jugar en este tiempo el oficialismo sanjuanino.

Si se optara por ser una de las cabezas de la oposición al macrismo, sin duda que la va a pasar mal.

Si en cambio se deja de lado –al menos en el primer periodo presidencial- un protagonismo combativo y se negocia lo bueno para el país y la provincia, no tiene por qué ser malo lo que viene.

>>>

San Juan es una provincia todavía Nación dependiente. Tiene que avanzar aceleradamente hacia el pase a un estadio que nos permita comenzar a respirar con vida propia.

Cortar esa nación -dependencia significa acertar con los diagnósticos y prestar especial atención a lo que nos cambiará la vida.

No es la obra del teatro o una vivienda más o un estadio de futbol. Esto es infraestructura importante pero dirigida en gran medida para consumo de los sanjuaninos como puede ser también conseguir el financiamiento de una Fiesta del Sol que sigue siendo una fiesta de entrecasa que consume un presupuesto increíble.

>>>

>Dar el salto de calidad como provincia significa la ruta a Chile que nos conectará con los mercados del Pacífico y será el punto neurálgico del tránsito bioceánico.

>Significa asumir plenamente la condición de provincia minera, pelear la puesta en marcha de cada yacimiento, asegurar la protección del medio ambiente y darse una propuesta que incluya a la provincia como socia de los nuevos emprendimientos.

>Plantearnos un salto de calidad significa darle valor agregado a lo que producimos. Ninguna ciudad o país llegó a desarrollarse produciendo sólo materia prima. Hay que exportar productos terminados y esos productos deben estar en las góndolas de los mercados del primer mundo y también en los nuestros.

>Contar con una entidad financiera que apoye los emprendimientos privados en lugar de ser un inmenso negocio para una familia a costa del Estado sanjuanino.

>Plantearnos un futuro mejor significa contar con una estructura básica de primer nivel, llámese conectividad, telefonía, caminos, infraestructura de servicios, energía, gas, aeropuerto internacional, autopistas…

>Y también significa tener universidades de excelencia, una clase empresaria pujante y un gremialismo que entienda adónde va el mundo y que en lugar de estar reclamando feriados exija capacitación laboral en un mundo que cambia permanentemente.

>>>

Volvemos entonces a las preguntas iniciales: ¿Y ahora qué? ¿Qué pasará con San Juan?

La respuesta cae por si sola: la provincia debe enfrentar esta nueva situación en su vida institucional con optimismo y planificación.

El futuro será lo que los sanjuaninos seamos capaces de construir.

Pero dejemos de esperar la ayuda financiera y en obras de la Nación. Empecemos por plantearnos una provincia sustentable.

Y para eso, más que en permanentes viajes a Buenos Aires, la respuesta está en los cambios que nosotros debemos llevar adelante.

Por eso, más que presidentes amigos necesitamos allá y acá, gente eficiente y con ideas muy claras.

Recomendar a tu amigo:

SOBRE EL AUTOR

Acerca de Juan Carlos Bataller
Juan Carlos Bataller es periodista.
Preside la Fundación Bataller y conduce desde 2.002 el programa televisivo La Ventana que se emite de lunes a viernes en horario central por Telesol.
Además es columnista de El Nuevo Diario, medio que creó en 1.986 y director general de Bataller Contenidos.
Autor de una decena de libros, algunos de ellos premiados nacionalmente, fue secretario de Redacción y corresponsal en Italia y el Vaticano de Diario Clarín de Buenos Aires y redactor de Diario de Cuyo.
Participó, además en varios programas televisivos y radiales en San Juan, donde reside.
Declarado Vecino Ilustre de la Ciudad de San Juan, Juan Carlos ha recibido numerosas distinciones nacionales y provinciales y muchas de sus obras han sido declaradas de interés provincial.
Hincha de River, fanático de San Juan, coleccionista de historias y amante de sobremesas con gente inteligente, Bataller es técnico minero y pasó por las aulas de Ingeniería y Derecho antes de enamorarse de la profesión de periodista, un "metejón" que ya superó las cuatro décadas.

SOBRE EL BLOG

Periodismo y algo más
No hay dudas que el periodista es un historiador del futuro. En las filmaciones, grabaciones y escritos de hoy hurgarán dentro de algunas décadas jóvenes intelectuales apasionados que intentarán explicar la historia de estos años.
Pero atrás de lo que se escribe o dice, hay miles de historias, anécdotas y aspectos de la vida cotidiana que seguramente estarán ausentes de las futuras crónicas por el simple hecho de que nadie las contó.
Unir las opiniones y entrevistas a la historia menuda es lo que se propone este blog “Bataller intimista”, en el que nada humano es ajeno y que queda abierto a todos los que quieran enriquecerlo.